buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en:
Marisa de Simón recuerda a Maria Chivite el recortazo de 78 millones en inversiones con el que el gobierno de Pedro Sánchez castigó a Navarra en 2018
Miércoles, 3 de Abril de 2019
<< Volver
Marisa de Simón recuerda a Maria Chivite el recortazo de 78 millones en inversiones con el que el gobierno de Pedro Sánchez castigó a Navarra en 2018
  • Que, después de 10 meses impidiendo las inversiones, ahora el PSOE apruebe un Real Decreto a 4 semanas de las elecciones, parece una tomadura de pelo

 

Lo sucedido con las Inversiones Financieramente sostenibles en 2018 en Navarra es conocido, pero lo que sigue sorprendiendo a estas alturas es la caradura del PSOE.

En el año 2017, Navarra obtuvo un importante superávit presupuestario, parte del cual se podía destinar a inversiones en el año 2018.

Sin embargo en 2018 asistimos, desde su toma de posesión en junio, a la negativa del gobierno central del PSOE a autorizar al Gobierno de Navarra inversiones financieramente sostenibles por valor de113 millones de euros.

Con una aplicación inflexible de la ley de estabilidad presupuestaria del PP, el gobierno del PSOE solo autorizó 35,5 millones, quedando por lo tanto 77,8 millones sin autorización.

En esto PSOE y PP fueron iguales, Pedro Sánchez y Mariano Rajoy actuaron comprometidos con la misma política presupuestaria, con la misma ley de estabilidad presupuestaria que ha tenido maniatada, en esta caso, a Navarra para realizar inversiones socialmente necesarias y para las cuales no era necesario endeudamiento alguno (el dinero estaba y está disponible).

Las inversiones son necesarias: en salud, educación, derechos sociales, carreteras…

El dinero estaba y está disponible, no hay que pedir ningún crédito.

En estas condiciones no haber podido ejecutar estas inversiones en 2018 por la negativa de Pedro Sánchez no puede calificarse más que como un recortazo social que el gobierno del PSOE impuso a Navarra.

 Un recortazo y castigo social que el gobierno de Pedro Sánchez impuso a los navarros y navarras, a la educación y sanidad públicas de los navarros y navarras y a los derechos sociales de los navarros y navarras.

Un recortazo y castigo social valiéndose para ello nada menos que de una legislación aprobada en 2012 por el PP con el apoyo de UPN, la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria.

Una ley pensada y diseñada para maniatar los presupuestos e inversiones públicas.

Fue una vergüenza y una tomadura de pelo a la sociedad navarra, y así lo denunció Izquierda-Ezkerra. 

Como una tomadura de pelo parece también la aprobación en tiempo de descuento, a última hora, después de estar 10 meses sin tocar una coma de la ley de estabilidad presupuestaria, la aprobación por el gobierno en funciones del PSOE de un Real Decreto para facilitar las inversiones con cargo a superávits presupuestarios.

Lo que necesita Navarra, y el resto de administraciones públicas, no son improvisaciones electorales de última hora. Lo necesario es la derogación inmediata de la Ley Orgánica de Estabilidad Presupuestaria y del artículo 135 de la CE, auténticas piedras de bóveda del austericidio neoliberal.

Y lo que ha quedado claro en estos 10 meses de gobierno de Pedro Sánchez es que el PSOE no tiene ninguna voluntad de hacerlo, ha afirmado la candidata de IE a la presidencia del Gobierno de Navarra, Marisa de Simón.

Desde Izquierda-Ezkerra trabajaremos para que a partir del 28 de abril haya un gobierno en España que esté dispuesto a liquidar la legislación austericida que PSOE y PP nos han impuesto en estos años, ha concluido Marisa de Simón.


arriba
iu batzarre los verdes plataforma navarra por el cambio
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)
recortes no