buscar
euskaraz
  Noticia
comparte por correo electrónico

Archivado en:
Izquierda-Ezkerra pregunta al Gobierno de Navarra sobre si va a subir el Impuesto de Sociedades al igual que ha anunciado el Gobierno de España
Viernes, 16 de Abril de 2021
<< Volver
Izquierda-Ezkerra pregunta al Gobierno de Navarra sobre si va a subir el Impuesto de Sociedades al igual que ha anunciado el Gobierno de España

Es insostenible que en 2020 los beneficios empresariales aporten solo el 7% de la recaudación tributaria mientras el IRPF supone el 42%

La ministra de hacienda del Gobierno de España, Maria Jesús Montero, aprobó el pasado lunes 12 de abril la creación de una comisión de expertos para elaborar una propuesta de reforma fiscal que adapte el sistema a los retos del siglo XXI.

La propuesta que elabore la comisión debe dar prioridad a una subida en los impuestos de sociedades, patrimonio y sucesiones a la vez que desarrollar la fiscalidad medioambiental.

La comisión tiene un plazo de diez meses para presentar su informe pero la ministra ha trasladado que el gobierno podrá adelantar las medidas que considere necesarias en la aprobación de los presupuestos generales del próximo año.

La prioridad que se da a una subida en los impuestos de sociedades o patrimonio responde a un alarmante, estructural y creciente desequilibrio entre la escasa recaudación de estos impuestos y la del IRPF o IVA.

En Navarra esta situación de desequilibrio también se da en unos parámetros muy similares a los estatales.

En los últimos 20 años la aportación a la recaudación fiscal de los diferentes impuestos ha evolucionado gravemente hacia un fuerte desequilibrio desfavorable para las rentas del trabajo y muy favorable para los beneficios empresariales.

La recaudación por IRPF ha pasado de representar el 29,7% de todos los ingresos públicos en el año 2000 al 42,4% en el 2020. Por el contrario la recaudación por el Impuesto de Sociedades ha pasado del 13,4% del total en 2000 a solo el 7,2% en 2020.

La recaudación por IRPF creció en estos veinte años de los 629,6 millones de 2000 a los 1.527,8 de 2020. Sin embargo la recaudación del Impuesto de Sociedades no solo no creció sino que incluso cayó de los 285 millones de 2000 a los 260,3 de 2020.

El creciente desequilibrio entre la aportación a la recaudación fiscal por el IRPF (rentas del trabajo en su gran mayoría) e Impuesto de Sociedades (beneficios empresariales) constituye ya una flagrante injusticia fiscal.

Mientras en esta legislatura el endeudamiento se está disparando en Navarra, en torno a los 1.000 millones de euros adicionales tan solo en los años 2020 y 2021, el Impuesto de Sociedades sigue siendo un auténtico agujero negro para la recaudación tributaria.

Hoy la regulación vigente del Impuesto de Sociedades en Navarra permite a las empresas, fundamentalmente a las grandes empresas, tributar a la Hacienda Pública una parte marginal e insuficiente de sus beneficios empresariales.

Por ejemplo, con datos aportados a IE por la Hacienda Foral de Navarra, en solo cinco años, entre 2014 y 2018, las empresas dejaron de pagar 1.143 millones en Impuesto sobre Sociedades tan solo por uno de los muchos beneficios fiscales de los que disfrutan en este impuesto, la compensación de bases negativas.

El impuesto está atravesado por toda una serie de agujeros negros que conducen a una irrisoria recaudación fiscal: tipos de gravamen bajos, tributaciones mínimas escasas y agujereadas por una normativa que las reduce todavía más, abuso de las compensaciones de bases negativas, cascada de deducciones y reducciones en la tributación de los beneficios…

Todo ello nos ha llevado a un escenario que solo podemos calificar de ¨latrocinio legalizado¨ a la mayoría social y en especial a las clases trabajadoras, que aportan la mayoría de la recaudación por IRPF e IVA.

No solo estamos ante un problema de justicia fiscal, estamos también ante un problema de insostenibilidad del Estado Social: educación, salud, derechos sociales, pensiones…

Si no acabamos con el paraíso fiscal del que hoy disfrutan las empresas no se podrá sostener a medio plazo el Estado Social. Por ello es inaplazable abordar de forma inmediata la corrección de este gravísimo desequilibrio.

Por ello Izquierda-Ezkerra ha presentado en el Parlamento una pregunta oral al Gobierno de Navarra para que explique su posición ante este sangrante desequilibrio e informe de si va a salir de su actual pasividad e inacción y actuar en la misma dirección que el Gobierno de España para corregirlo.

Gabinete Prensa Izquierda-Ezkerra

INICIATIVA PARLAMENTARIA

 

A LA MESA Y JUNTA DE PORTAVOCES DEL PARLAMENTO DE NAVARRA

Marisa de Simón Caballero, parlamentaria foral del Grupo Mixto-Izquierda-Ezkerra, al amparo de lo establecido en el Reglamento, presenta al Gobierno de Navarra la siguiente pregunta oral para su contestación en el pleno del parlamento.

La ministra de hacienda del Gobierno de España, Maria Jesús Montero, aprobó el pasado lunes 12 de abril la creación de una comisión de expertos para elaborar una propuesta de reforma fiscal que adapte el sistema a los retos del siglo XXI.

La propuesta que elabore la comisión debe dar prioridad a una subida en los impuestos de sociedades, patrimonio y sucesiones a la vez que desarrollar la fiscalidad medioambiental.

La comisión tiene un plazo de diez meses para presentar su informe pero la ministra ha trasladado que el gobierno podrá adelantar las medidas que considere necesarias en la aprobación de los presupuestos generales del próximo año.

La prioridad que se da a una subida en los impuestos de sociedades o patrimonio responde a un alarmante, estructural y creciente desequilibrio entre la escasa recaudación de estos impuestos y la del IRPF o IVA.

En Navarra esta situación de desequilibrio también se da en unos parámetros muy similares a los estatales.

En los últimos 20 años la aportación a la recaudación fiscal de los diferentes impuestos en Navarra ha evolucionado gravemente hacia un fuerte desequilibrio en contra de las rentas del trabajo y muy favorable para los beneficios empresariales.

La recaudación por IRPF ha pasado de representar el 29,7% de todos los ingresos públicos en el año 2000 al 42,4% en el 2020. Por el contrario la recaudación por el Impuesto de Sociedades ha pasado del 13,4% del total en 2000 a solo el 7,2% en 2020.

La recaudación por IRPF creció en estos veinte años de los 629,6 millones de 2000 a los 1.527,8 de 2020. Sin embargo la recaudación del Impuesto de Sociedades no solo no creció sino que incluso cayó de los 285 millones de 2000 a los 260,3 de 2020.

El creciente desequilibrio entre la aportación a la recaudación fiscal por el IRPF (rentas del trabajo en su gran mayoría) e Impuesto de Sociedades (beneficios empresariales) constituye una flagrante injusticia fiscal.

Por todo ello interesa saber,

- Una vez que el Gobierno de España ha anunciado que va a elaborar una propuesta de reforma fiscal que suba los impuestos de sociedades, patrimonio y sucesiones ¿va el Gobierno de Navarra a actuar en la misma dirección?

Pamplona, 15 de abril de 2021

Marisa de Simón, Parlamentaria Foral

arriba
iu batzarre
CREATIVE COMMONS · Web realizada con código abierto y publicada con software libre (GNU/GPL)